Un linebacker de 138 kilos

La posición de linebacker necesita de una rapidez de movimientos para llegar al quarterback a derribarle lo antes posible que requiere un peso estándar como máximo de 270 libras (122 kg), menos si se trata de uno exterior (OLB). La noticia la da Green Bay Press Gazette: los Packers están probando a Cullen Jenkins, un defensive end de 305 libras (138 kilos) en el exterior de la línea de linebackers de la defensa. Al parecer, Jenkins ya comentó esta posibilidad al entrenador de la defensa del club verde, Dom Capers, durante la temporada regular 2009 en una derrota ante los Vikings. “Siempre he sentido que he podido hacer pass rush. Estamos experimentando con diferentes cosas y es bueno estar ahí presente en estas cosas“, ha comentado el protagonista de la historia.

Según Capers están intentado que Jenkins tenga más posibilidades de correr hacia el pasador: “Cullen es un atleta raro para su tamaño. Estamos intentando adaptarle a algunas circunstancias, sobre todo si tenemos lesiones“. Los Packers no planean fijar a Jenkins en el OLB de momento pero en los minicamps era curioso ver a un jugador de tal envergadura en esas tareas según informan en Green Bay. Parece que tiene más posibilidades de salir al exterior de la defensa en las formaciones nickel antes que en la 3-4 habitual de los Packers.

Anuncios