La posición de fullback renace

Lo comentaba en un artículo el pasado mes Len Pasquerelli de espn.com, los fullbacks están disfrutando de un resurgir gracias a que los equipos quieren más dureza. El texto habla de un primer ejemplo, Rashard Menderhall de los Steelers, que afirma su preferencia por tener un jugador delante, un fullback, para que haga los bloqueos, una tendencia que parece que ha desaparecido en las últimas temporadas.

Pocos equipos han utilizado frecuentemente un fullback las últimas temporadas, especialmente debido a que muchos entrenadores prefieren utilizar una pareja de tailbacks 1-2 fuerte, vertiente demostrada en los fichajes de este offseason. El caso de los Steelers es curioso porque es uno de los muchos conjuntos de la NFL sin un fullback importante en el roster (ahora mismo Frank Summers que no hizo un solo intento de carrera en 2009) y eso que hasta hace cuatro temporadas contaban con uno de los grandes jugadores en esta posición de la historia, Jerome “El Autobús” Bettis, aunque Bettis era originariamente halfback lo utilizaban como fullback en situaciones de yardage corto. Pittsburgh prefiere utilizar los tight ends en labores de bloqueo.

Esa era la maniobra que han empleado los Colts estas últimas campañas pero según cuentan desde Indianapolis se quiere añadir un fullback convencional a su plantilla para añadir potencia y tamaño para el juego de carrera de yardas cortas para tercer down y situaciones de red zone. Los Colts ahora mismo tienen cinco corredores en su roster y ninguno supera las 215 libras (97 kg). “Por mucho que la NFL se está convirtiendo un juego de pase en las últimas temporadas, necesitas mantener una mentalidad de empujar la bola“, comenta Lorenzo Neal, cuatro veces Pro Bowl en dieciseis temporadas en la Liga en los que pasó por siete equipos como fullback.

Según cifras de la temporada 2009, 21 de 32 equipos abrieron la campaña con FB en su plantilla, los 14 equipos con más yardas de carrera tenían esa posición en su roster y de los 15 corredores que pasaron de 1.000 yardas todos tenían un fullback para bloquear menos el mencionado Menderhall. Aún así, es una posición mal vista, porque solo 2 de los 14 running backs seleccionados en el draft 2010 eran fullbacks, John Conner (Jets) y Dennis Morris (Redskins).

A pesar de este posible renacimiento, esta posición ha cambiado dramáticamente en los últimos 20-25 años. Los Steelers de Chuck Noll de los años ’70 estaban construidos, en su juego de carrera, en torno al fullback. Atrás quedan nombres como Larry Csonka o Christian Okoye. Hoy en día, ningñun fullback tiene más de 70 intentos de carrera durante toda la temporada y ni siquiera participan en el juego de pase, recordando que esta posición nació como un híbrido de receptor y bloqueador. Los nombres de fullbacks más destacados en estos tiempos son Leonard Weaver (Eagles) que es visto como un híbrido, Le’Ron McClain (Ravens) que ha perdido protagonismo en favor de Ray Rice y el resto de equipos buscan un híbrido parecido a Weaver.

Anuncios