La ley de inmigración de Arizona salpica a las jóvenes promesas latinas

La ley SB1070 del estado de Arizona obliga a la policía local a arrestar a inmigrantes indocumentados solo porque existe “sospecha razonable”. De lo contrario, los agentes podrían ser demandados por los residentes de sus respectivas comunidades. La legislación tendrá efecto a partir del 29 de Julio a menos que haya algún cambio en esta polémica medida y todo coincide con la liga de rookies de Arizona, que comienza hoy lunes con cerca de 150 prospects provenientes de Latinoamérica.

Docenas de estos jovenes latinos han cruzado la frontera por Arizona, algunos son solo adolescentes, otros están en Estados Unidos por primera vez y otros cuantos no hablan inglés ni siquiera. Por ello los clubes que juegan la Liga de Arizona están tomando las precauciones necesarias para que todo el papeleo de estas jovenes promesas esté en orden y la controvertida ley de inmigrantes de Arizona no cause ninguna baja en sus equipos. Un mínimo cabo suelto documentativo no atado puede llevar a la detención y deportación inmediata.

Cleveland Indians ha tomado todas las precauciones para que sus jovenes jugadores latinos no estén desprotegidos con un seminario informacional. “Cada jugador tiene une identificación particular por lo que no tiene que llevar todo el papeleo encima. Todo se lo ha explicado un jefe de policía local“, comenta el director de desarrollo del club. Mismo caso para los Brewers, que lleva creando desde hace tres años unas tarjetas de emergencia para contactar con los oficiales de los programas para jovenes como medida de precaución.

Un joven latino que no habla inglés es el objetivo ideal de detención para la policía si nos remitimos a la nueva ley de inmigración de Arizona, por lo que la Liga de rookies del estado se encuentra en grave peligro de saltar a las portadas en los dos meses de competición. Los jugadores suelen estar concentrados en complejos hoteleros pero la nueva legislación hace tomar precauciones a los jefes de expedición para que sus jovenes promesas no paseen con mucha libertad por la ciudad para no levantar sospechas de la policía. “Los jugadores van del hotel al centro comercial, no tienen coche, hay que vigilar algo más con esta ley“, comenta el vicepresidente de los Giants.

No es la primera vez que la ley de Arizona salpica al béisbol porque, una vez fue abrobada, hubo varias protestas contra los Diamonbacks en todo el país además de que se ha pedido que se cancele el All-Star Game 2011 que tendrá lugar en Phoenix.

Anuncios