Texas se queda en la Big 12

La Universidad de Texas hizo lo más lógico, quedarse en la Big 12 porque es la que le da el dinero. Así se anunció ayer de forma oficial y parece que el intento a la desesperada del comisionado de esta conferencia, Dan Beebe, ha dado sus frutos, porque la permanencia de los Longhorns provoca un efecto dominó en el que el resto de instituciones mantienen su condición de equipo de la Big 12, especialmente su rival Texas A&M, que según las últimas informaciones estaba negociando con la SEC.

Beebe envió una carta a las doce organizaciones de la conferencia, en teoría confidencial aunque ha sido ya publicada por los medios, en la que daba una serie de razones para que las universidades no salieran de la conferencia. El comisionado apuntaba que la network de la Big 12 daría más dinero a las instituciones educativas y que el reajuste de las divisiones de la NCAA podría tener serias consecuencias para el futuro de los deportes universitarios. Colorado y Nebraska hicieron caso omiso a las peticiones de Beebe y han partido a destinos diferentes, Pac-10 y Big Ten, por lo que la Big 12 se queda con diez equipos.

Texas era la gran golosina de la Pac-10 de cara a formar una conferencia de 16 equipos, pero los Longhorns han ido a lo seguro ya que la Pac-10 no podía garantizarle los derechos locales televisivos de los que disfruta en la Big 12. La situación del realineamiento se queda ahora con la Pac-10 con once equipos y en busca de más tras este duro golpe a sus aspiraciones y la Big Ten con once también buscando en Notre Dame la posible llave para dividir la conferencia en dos divisiones de seis.

Anuncios