Pequeño terremoto ayer en Petco Field

Los jugadores de los Padres y los Blue Jays pararon brevemente ayer el partido en la octava entrada cuando un terremoto de 5,7 grados golpeó la ciudad de San Diego. El epicentro se localizó a unos 100 kilómetros al sureste de la ciudad del sur de California. David Eckstein acababa de ser enviado al banquillo por eliminación y Chase Headley estaba dispuesto a batear cuando el temblor se produjo, los jugadores de ambos equipos esperaron brevemente y el choque continuó; el público permaneció en tranquilidad en todo momento, incluso vitoréo cuando el terremoto terminó. “Ocurrió tan rápido que no hay nada que puedas hacer“, comentó en la rueda de prensa el manager visitante.

Hubo incluso otros jugadores que ni siquiera sintieron el temblor, como el segunda base de los Blue Jays Aaron Hill y el pitcher Shaun Marcum. El lanzador llevó a la victoria al equipo canadiense pero no percibió el pequeño terremoto que golpeó la baja California: “primer terremoto de mi vida, ha sido divertido. Estaba en el vestuario, la televisión se movió un poco pero yo no me di cuenta hasta que lo dijeron en la tele“. Marcum tuvo parte de la culpa del triunfo a domicilio de la escuadra canadiense (6-3) frente a San Diego. La zona del sur de California y la baja California en México está registrando mucha actividad sísmica en los últimos días; apenas hace 72 horas, un seismo de 6,9 grados se registraba en esta parte del norte del país hispano.

Anuncios