Un árbitro se carga un partido perfecto

Con dos partidos perfectos a las espaldas de las Grandes Ligas esta temporada, primera vez en la historia, ambos en cuestión de un mes, primero Dallas Braden (A’s) y el sábado Roy Halladay (Phillies), Armando Galarraga (Tigers) podría haberse metido en la historia como el 21º jugador en conseguir tal hito. 26 bateadores de los Indians habían quedado eliminados ayer por la noche en Detroit y el número 27, Jason Donald, iba camino de ello cuando en la novena entrada Galarraga había provocado ya dos outs. Pero la decisión del árbitro de primera base, Jim Joyce, cambió la historia. “Ves las repeticiones y es un out claro, es lo que me hace estar triste“, declaró el jugador de Detroit en la rueda de prensa.

Con una bola y un strike, Donald bateó raso entre la primera y la segunda base, Cabrera recogió la bola y la lanzó a primera base donde esperaba el pitcher con un pie sobre la superficie de la señal de base recogiendo la pelota de su compañero. La eliminación parecía clara, incluso el Comerica Park gritó de alegría y algunos Tigers ya estaban camino del montículo para celebrar el partido perfecto, pero Joyce decidió que Donald había llegado a la base. “Ha sido la mayor decisión de mi carrera y me he cargado el partido perfecto del chaval“, declaró un abatido Joyce ante los medios. “Estoy en shock“, dijo el venezolano.

Anuncios