El ñiño prodigio del béisbol

Ariel Antigua tiene cinco años y batea bolas de 85 millas por hora (unos 136 km/h), es decir, lo que lanzan los pitchers en high school. Además, tiene unas increíbles habilidades defensivas con una gran agilidad de movimientos. Lo dicho, un prodigio de niño del que oiremos hablar dentro de unos años, si no se desgracia antes por batear sin casco.

Anuncios