Uno de los mejores goles de la historia del hockey

Ocurrió en el torneo universitario de la NCAA de 1996 en el partido entre Michigan y Minnesota. El ala derecha de primer equipo Mike Legg estaba detrás de la portería y marcó uno de los goles de factura más bella de la historia del hockey, al estilo lacrosse. Según uno de sus compañeros por entonces, el portero Marty Turco, el gol se debió a que “Mike era un buen bailarín, hacía algunos movimientos de Michael Jackson en las fiestas universitarias“. Michigan ganó el Frozen Four (final four universitaria) ese año, aprovechando el eco del gol de Legg, por primera vez desde 1964 y once de los jugadores de aquel equipo acabaron en la NHL. No fue el caso del autor del gol que jugó seis años en las ligas menores.

Anuncios