Previa Super Bowl XLIV. Capítulo 1: Actuaciones musicales

La Super Bowl no es solo el partido de los partidos de fútbol americano, sino también un espectáculo yanqui. Como tal, los norteamericanos se toman muy en serio producir el entretenimiento necesario para que la nación se distraiga en los momentos en que el ovalado no corre o vuela por el campo. Bien es verdad que la costumbre de organizar superproducciones musicales es bastante cercana ya que hasta la Super Bowl XXII las bandas de música de las mejores universidades desfilaban en procesión instrumental. Ya en la XXIII se atisbaron las primeras señales de hacer la previa y el descanso del choque una película hollywoodiense, aunque hasta las bodas de plata (Tampa, 1991) no hubo una actuación estrella como la del grupo de furor juvenil (por entonces) New Kids on the Block. A partir de entonces, los mejores artistas del mundo han pasado por los escenarios improvisados (y fugazmente montados) de la Super Bowl.

Super Bowl XXVII (1993). En la jumbo-pantalla izquierda del Rose Bowl de Pasadena Michael Jackson, a la derecha tambíen el Rey del Pop y, por último, aparace en el escenario rodeado de 3.500 niños de la ciudad de Los Ángeles. La actuación de M.J. en aquella Super Bowl no sólo supuso el pistoletazo de salida para las mega-actuaciones en el halftime y una de las mejores de la historia del descanso, sino también una de las más espectaculares para los anales de la música.

Super Bowl XXXVI (2002). U2 rindiendo tributo a las víctimas del 11 de Septiembre. La banda irlandesa ha protagonizado la actuación más emotiva en este descanso. Apenas casi cinco meses después de las más de 3.000 vidas que se cobraron los ataques terroristas de Nueva York y Washington DC, Bono y Cia entonaron When The Streets Have No Name, Beautiful Day y MLK con los tres mil nombres que perdieron la vida aquel fatal día proyectándose en una pantalla sobre el escenario del Superdome de Nueva Orleans.

Super Bowl XXXVIII (2004). El pecho de Janet Jackson. El show empezó con Jessica Simpson para luego dar paso a P.Diddy, Nelly y Kid Rock con una bandera americana. Por último, se unieron Justin Timberlake y Janet Jackson que protagonizaron un escándalo en los sectores más puritanos de la sociedad norteamericana las posteriores semanas, mientras el Reliant Stadium de Houston no se percató de nada.

Super Bowl XLI (2007). Hace tres años la Gran Final fue también en Miami, y allí ‘El Príncipe’ dejó una de las mejores actuaciones que muchos recuerdan. Bajo la lluvia, lo que hizo el show más épico, Prince tocó Let’s Go Crazy, Baby I’m Star, el clásico Purple Rain y All Along the Watchtower de Dylan.

Super Bowl XL (2006). Sus ‘Satánicas Majestades’ haciendo acto de presencia en el mayor espectáculo deportivo del año en Detroit, pisando un escenario creado para la ocasión, su propia lengua. Los británicos tocaron sus mayores hits: Start Me Up, (I Can’t Get No) Satisfaction y Rough Justice. El show fue visto por casi 90 millones de norteamericanos, más que los Oscars, y algunas letras de ‘los Stones’ fueron censuradas por tener explícito contenido sexual. El pecho de Janet Jackson todavía traía consecuencias ya que obligaba a las cadenas a retransmitir estos eventos con cinco segundos de retraso ante posibles imprevistos.

Super Bowl XXI (1997). Enésima Final en el Superdome de Nueva Orleans, aquella que supuso el único anillo de Brett Favre, en la que actuarón James Brown, los barbudos ZZ Top y los Blues Brothers, en una formación con Dan Aykroyd, el otro hermano Belushi, Jim, y el actor John Goodman. Una de las mejores elecciones que ha hecho la NFL, en aquel caso Select Productions, por el ambiente festivo de la ciudad que se adecuaba a los sonidos de la ‘big band’.

Super Bowl XXXV (2001). La banda juvenil NSYNC empezó el show con dos canciones. Les siguieron los míticos Aerosmith con Steven Tyler y Joe Perry, mientras, se unían Britney Spears, Nelly y Mary J. Blidge para concluir con el clásico Walk This Way en un escenario superpoblado y una actuación bautizada como ‘Los Reyes del Pop y el Rock’. Antes, Ben Stiller, Adam Sandler y Chris Rock, en su papel de cómicos, salieron en un sketch grabado por la MTV, quien produjo este evento, presentando el show.

Super Bowl XXXIX (2005). Tras el escándalo del año anterior, la NFL necesitaba una actuación segura y sin sobresaltos, y recurrieron al ex-Beatle Paul McCartney. Sir Paul brilló en una actuación emotiva con temas de los de Liverpool como Get Back o Drive My Car, siguiendo con Live and Let Die, y terminando con un épico Hey Jude que fue “nananeado” por los espectadores del ALLTEL Stadium de Jacksonville.

Anuncios