Semana 13, un rodillo llamado Colts

Y la fortuna hecha equipo en los Saints.

Vick volvió a Atlanta a lo grande. Warner ganó el duelo de veteranos a Favre. Steelers y Patriots son las grandes decepciones. Y la NFC Este es una casa de locos. Tremendas alegrías, marcadores apretados, decepciones escandalosas y sorpresas. La semana 13 de la NFL ha sido puro corazón, no apta para bypasses. Sólo quedan cuatro semanas para la postemporada: are you ready for…more football?

En el duelo de veteranos… .

..Kurt Warner (38) le ganó la partida a Brett Favre (40) en el Sunday Night para que los Cardinals (8-4) dominaran 30-17 a los Vikings (10-2) y se aseguraran prácticamente ser campeones de la NFC Oeste. “Jugaron como en la Superbowl“, comentó Favre ante los micrófonos. Muchos factores: Warner, inmenso, con 20/32, 285 yardas y 3TD, más carreras clave de Hightower, una línea ofensiva que no permitió ningún sack a la defensa de Minnesota, y la defensa de Arizona, muy concentrada con tres derribos a Favre y dos intercepciones. Da la sensación que los Cardinals pueden ganar a cualquier equipo cuando quieren, y es un hecho muy peligroso de cara a los Playoffs de la NFC.

Colts y Saints siguen su particular liga

La defensa de Indianápolis (12-0) también gana partidos. Este domingo echó por tierra todas las dramáticas esperanzas de Playoffs de los Titants (5-7) plantando un muro a Vince Young y Chris Johnson en terceros y cuartos downs claves. “El éxito de esta defensa pasa porque cada uno hace su trabajo y nos fijamos más en pequeñas cosas“, afirmaba tras el choque el OLB local Clint Session. El WR de segundo año Pierre Garçon contribuyó con 136 yardas a la victoria final por 27-17, que es la vigesimoprimera consecutiva de los Colts en temporada regular (a una del récord de los Patriots) y número 113 en una década, empatando el registro de los 49ers de los 90.

Los Saints se llevaron un partido en Washington que tenían casi perdido a falta de menos de dos minutos. Fue cuando al kicker de los Redskins (3-9), Shaun Suisham, falló un field goal asequible de 23 yardas que hubiera puesto a los “pieles rojas” diez arriba. Tiempo suficiente para Drew Brees (que acumuló 419 yardas) para empatar el partido en cinco jugadas y mandar el duelo a la prórroga. “Creo en el destino y en el karma, y todo lo que va, viene. Este es nuestro momento“, apuntaba en la rueda de prensa el pasador. Los Redskins jugaron un excelente partido tirando de corazón con un Jason Campbell espléndido (30/42, 367 yardas, 3 TD y 1INT) pero pagaron caro sus numerosos y claves errores. En el tiempo extra, un fumble de Mike Sellers dio la posición de campo idónea para que New Orleans pusiera el 30-33 final. Los de Louisiana vuelven a ganar un partido encomendándose a la diosa Fortuna, y “tanto va el cántaro a la fuente que…”; los Saints siguen imbatidos (12-0) pero los Playoffs de la NFC no serán tan fáciles.

Premio “En la cuerda floja”…

….para Steelers y Patriots. Los actuales campeones pierden ya hasta con Oakland Riders (4-8) en casa sobre la bocina. 24-27. Pittsbugh (6-6) se metió en una intercambio de drives ganadores con los de California en el último cuarto del que salió muy mal parado gracias a la tremenda labor del QB visitante Bruce Gradkowski (20/33, 308 yardas y 3 TD). “Si no ganas a equipos como los Chiefs o los Raiders no te mereces revalidar el título“, comenta el analista de nfl.com, Steve Wyche. Es la cuarta derrota consecutiva de los Steelers, enfermo por la baja de Troy Polamalu en la linea secundaria, que muy probablemente no juegue la postemporada.

Era 4&1 en la yarda 6 de Miami al final del segundo cuarto, con la bola para los Patriots y 7-14 arriba en el marcador. Belichick decidió ir a por ello en vez de asegurar un fácil field goal y volvió a tomar una decisión errónea. A la larga esos tres puntos le hubieran valido a New England (7-5) tras el 22-21 final para los Dolphins (6-6), que se meten en la carrera por los Playoffs. Un drive final sólidamente ejecutado por el pasador local, Chad Henne, ante la defensa de los “Pats”, floja en la cobertura y sin presión alguna al quarterback. “Tenemos que mirarnos al espejo“, comentaba tras el partido el WR de New England, Wes Welker, y es que además de los problemas defensivos de los Patriots hay que unir la problemática de cerrar los partidos lejos de Foxborough, donde acumulan un balance de 1-5.

Panorama de wild card

La NFC Este vuelve ser un volcán en ebullición con la vuelta a lucha de los NY Giants (7-5) tras su victoria sobre los Cowboys (8-4) por 31 a 24. Pese a las buenas estadísticas de Tony Romo (41/55, 392 yardas y 3TD), Dallas se vio bloqueado en el juego terrestre por una mejorada defensa neoyorquina. “Hicieron un buen trabajo parándonos por el suelo y forzándonos a intentar situaciones de muchas yardas”, afirmaba el pasador al final del partido. Además de la defensa, la carrera de los Giants mostró síntomas de antaño al mando de Brandon Jacobs.

La división se aprieta, ya que los Eagles (8-4) barrieron 7-34 en Atlanta a los mermados en lesiones Falcons (6-6), que dicen prácticamente adiós a la postemporada. Michael Vick hizo un sonado regreso a su antigua casa con un touchdown de pase y otro de carrera, los primeros en tres años. “Escuchaba los cánticos en el autobús y luego en el estadio. La gente todavía aprecia lo que hice aquí“, declaraba Vick sobre su vuelta al Georgia Dome. En el Monday Night, Packers y Ravens protagonizaron un partido con siete turnovers y 310 yardas totales en penalizaciones. Green Bay (8-4) fue el que rompió menos platos y se llevó el choque por 27-14, manteniéndose sólido con la plaza de wild card de la NFC y enviando a Baltimore al grupo de aspirantes a Playoffs de la AFC con balance de 6-6.

Anuncios